Desde 1991

.

Vecinos de la calle Cullera, al límite: "Esta misma mañana me han amenazado con un pincho"

Hace un año que vecinos de la calle Cullera acuden al pleno de Latina con un cartel en el que solicitan ayuda. Están al límite. Los narcopisos les tienen con el alma en vilo. En dicha cartulina solo hay una frase: 'C/ Cullera. Sin cambios. Sin derechos. Sin esperanza'. 

"Las amenazas son diarias. Los vendedores de droga y los consumidores no solo ocupan los pisos sino que están todo el día en el portal. Nos insultan y nos sacan navajas para amedrentarnos",
comenta uno de los vecinos que conviven con los narcopisos.

"Esta misma mañana me han mostrado un pincho y me han amenazado porque saben que los ciudadanos normales, que vivimos aquí, estamos luchando porque se acabe con la venta y consumo de drogas en los pisos de los números 12 y 14 de la calle Cullera", explica un afectado, que quiere mantenerse en el anonimato por miedo a los narcos.

Varios de los ciudadanos de la zona se lamentan de que, tras la macroperación policial de noviembre de 2020 aún no se haya celebrado el juicio contra los arrestados en los portales 12 y 14 de la calle Cullera. Todos ellos pertenecientes al clan de los Jiménez. "A la semana, ya volvieron a reabrir los narcopisos".

También critican la lentitud de la Junta Municipal de Latina, del Ayuntamiento y de la Delegación del Gobierno de Madrid para instalar cámaras de videovigilancia en esta zona, ubicada en Los Cármenes, a unos minutos andando de la estación de metro y tren de Laguna.

"Nos han dicho que se colocarán en 2025. Llevamos desde 2020 con la promesa de su instalación y la situación es alarmante. No se puede convivir con narcos y yonquis", destaca una vecina de la calle Cullera. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Las cámaras van en contra de la libertad de las personas. Ojalá no las pongan.

Anónimo dijo...

La venta de droga, los yonkis y los clanes si que van contra la libertad de las personas. Ojalá se la tuviesen que comer cuando les pillasen vendiéndola.

.