Desde 1991

.

Lío en el Parque Aluche a cuenta de las cotorras invasoras

Una "ecologista" impide la disminución de esta plaga y obliga a intervenir a Policía local y Seprona.
Los operarios suspendieron la captura de las cotorras.


Las cotorras argentinas ya son un serio problema en Madrid: "Nunca se ha hecho nada por disminuir la población", denuncian los vecinos

La prensa nacional lo ha denunciado en repetidas ocasiones. Así lo señala el diario EL MUNDO:

Una de las razones de que Madrid sea el lugar de España que alberga más cotorras argentinas es porque nunca se ha hecho nada para retirarlas. "Abordar el problema ahora es muy difícil. Por eso desde la SEO se recomienda actuar en aquellos municipios donde hay pocos individuos, pues es mucho más fácil de atajar", explica Arantza Leal.

Su gran capacidad de adaptación, alta tasa de reproducción y longevidad (pueden vivir 30 años) son claves de su éxito. "En cinco años pueden duplicar su población, y no se van a ir de aquí, pues no les falta alimento y carecen de predadores naturales", subraya Leal. Las cotorras argentinas forman colonias familiares que habitan un gran nido. Construido de materias vegetales, pueden pesar más de 200 kilos. Tienen preferencia por los árboles de gran porte y pueden utilizar nidos de otras aves, como de los de las cigüeñas. En su interior hay varias cámaras. En cada una de ellas vive una pareja. Se han retirado nidos hasta con 25 cámaras.

El término invasor con el que se denomina a las especies que llegan a un sitio que no es el de su origen y se asientan en él, tiene una carga bélica que en el caso de las cotorras, está justificado de sobra. Entre los perjuicios que causan a la fauna autóctona está la presión en la búsqueda de alimento y el desplazamiento de los puntos de nidificación, como ocurre con las cotorras de Kramer sevillanas que han echado a los cernícalos que anidaban en edificios históricos del centro de la capital andaluza.

Aves como los gorriones y las urracas las huyen y se han registrado ataques de cotorras a murciélagos, como nóctulos grandes, especies todas, los mamíferos voladores, que están protegidos y algunos amenazados de extinción y que resultan beneficiosos por su control sobre los insectos.

El único predador que tienen estos loritos son los halcones. "Hemos encontrado restos de cotorras argentinas en algunos de los nidos que los peregrinos tienen en los edificios de la ciudad de Madrid", cuenta Leal.Consideradas como plaga en su país natal, por los daños que realizan en los cultivos, desde la SEO señalan que deben eliminarse del medio natural y las Administraciones tienen que hacer todo lo que sea para retirarlas. "Siempre asesoradas por comités científicos y procurando causar las menores molestias a las aves", concluye Leal.

La Junta Municipal de Latina aprobó tomar medidas contra esta especie invasora. Hace unas semanas en el Parque Aluche unos operarios procedían a capturar y enjaular ejemplares de cotorra argentina. En esta zona del distrito hay numerosas y molestas poblaciones de cotorra argentina. Una vecina se percata del tema y llama a la Policía local. Así se cuenta, toda la historia, en Facebook:

"Hoy justo teníamos reunión en un municipio para presentar el proyecto de gestión ética de aves urbanas ( cotorras y palomas ).Estaba subiéndome al vagón del tren y recibo un mensaje de Anais Hernandez diciéndome que los jauleros están ahí, en el parque.

Ambos llamamos a la policía y a ambos nos ignoraron, al pasar más de media hora llamé bastante exaltado porqué no se estaba personando allí nadie y estaban recogiendo las aves, las escuchaba chillar cuando las cogían de las jaulas mientras hablaba por teléfono con Anais y se me desgarraba el alma.

En el transcurso de tiempo en el que tardó en llegar la policía municipal, me dio tiempo a contarle a Anais , las falacias que le estaban contando ,los permisos que tenían que tener y que quien concedía los permisos solo y exclusivamente la Comunidad de Madrid. Intentaron disuadir tanto a ella como a los municipales y a Seprona (que apareció más tarde) con autorizaciones municipales y autorizaciones no validas en estos animales, y es que esto no es tan sencillo como ponerse a capturar o a disparar en núcleo urbano, no es una especie cinegética y por lo tanto está regido por leyes diferentes.

Al final no tenían ni permiso para capturar invasoras , ni permiso para transportar especies invasoras ni permiso obviamente de tenencia de invasoras que usaban reclamo. No tenemos las asociaciones permiso de tenencia de invasoras, van a tener ellos que encima asesinan.

Una de las dificultades es la falta de formación en el tema de protección animal y medio ambiental por parte de los agentes por eso era tan importante insistir con la legislación por delante . Suficiente con decir que el Seprona le ha pedido a Anais Hernandez todo lo que yo le había dicho por escrito, las leyes y los artículos concretos.
Se ha conseguido parar un mal mayor, ya no habrá riesgo para las cotorras que allí habiten. Los animales han sido decomisados, fueron 13 en total y serán eutanasidos tal y como dice el fracaso político del Real Decreto 630 del 2/08/2013 pero se ha podido parar un mal mayor.

En fin, dicho esto, espero que lo próximo que vean las cotorras de ese parque sea la gestión ética por la que tantas asociaciones estamos luchando".

Texto y fotos: Antonio Mgo (Facebook)

En la redacción de Guía de ALUCHE hemos recibido siempre numerosas quejas vecinales por el ruido que suponen estas colonias de la especie invasora y por el peligro para la fauna local, pues están haciendo desaparecer especies de siempre. En un pleno de la Junta Municipal se decidió abordar este problema definitivamente.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Por más que leo no me lo puedo creer. A estos ecologistas los ponía yo a vivir pegados a un árbol lleno de nidos de cotorra. Hay que tener... para oponerse a la disminución de esta especie invasora que, si no hacemos nada, acabará con nuestra fauna.

O son tontos o nos toman a los demás por tontos. Espero que el Ayuntamiento de Madrid siga con su plan de disminución de la cotorra argentina y si protestan 3 que protesten. Nunca llueve a gusto de todos. Pero una minoría, muy minoría no debiera marcarnos las normas a la gran mayoría de vecinos, hartos de cotorras.

Anónimo dijo...

Esto se nos está yendo de las manos. Por culpa de las cotorras -que son una plaga y, por tanto, hay que controlarla- hay cada vez menos gorriones, especie autóctona, no como la cotorra, que es invasora.

Las actitudes integristas de alguna ecologista al borde de un ataque de nervios no debe penalizar al resto de la gente.

Le dan más derechos a las aves que a los vecinos. Tanto postureo modernillo nos afecta negativamente a la mayoría

Enrique'S dijo...

Solo falta por saber cuál es la alternativa que plantea?

Anónimo dijo...

No son ecologistas, serán animalistas que nada tienen que ver con el ecologismo, al que hacen mucho daño. Ya podían tener esa sensibilidad para la infinidad de especies perjudicadas por las cotorras.

Anónimo dijo...

¿y consienten que una vecina pare una actuación decidida en un Pleno de la Junta?

Alucinante!!

Luis Herrero dijo...

El número de cotorras y el número de imbéciles crece en proporción geométrica y paralela. No les llamen ecologistas: llamenles por su verdadero nombre: cretinos.

.