Desde 1991

.

Denuncian trampas para ciclistas en Casa de Campo

Usuarios de la Casa de Campo denuncian la aparición la semana pasada (17-23 junio 2019) de trampas para ciclistas en el pulmón verde de Madrid.

Concretamente critican la aparición de decenas de chinchetas en los caminos más utilizados por los ciclistas en este espacio de elevado valor ecológico y utilizado a diario por miles de corredores, ciclistas, familias, vecinos y senderistas.

"Aunque las trampas para ciclistas no son nuevas en la Casa de Campo de Madrid, en los últimos meses se viene repitiendo un hecho bastante peliagudo, y nunca mejor dicho. Parece ser que uno o varios individuos se dedican a llenar de chinchetas muchos de los caminos del parque público, con el peligro que ello supone no solo para los ciclistas y runners que circulan por allí, sino también para niños y sobre todo para mascotas", advierten en la página web www.todomountainbike.net

"Tanto los responsables de la propia Casa de Campo como diferentes usuarios han denunciado a través de las redes sociales la constante presencia de chinchetas en los senderos del lugar durante las últimas semanas. Por suerte, no ha sido reportada ninguna lesión a causa de ello, aunque no deja de ser una acción deleznable llevada a cabo por personas sin escrúpulos", denuncian.

"Según explica simpáticamente uno de los usuarios denunciantes a través de las redes sociales: "Hoy, como otro día más, hemos estado recolectando chinchetas que a alguien se le han ido cayendo por los caminos. Imaginamos que habrá sido contra su voluntad, ni a mí ni al 90 por ciento de los ciclistas no nos importa recogerlas, ya que al tener los neumáticos tubelizados no les pasa nada, pero sí pasa a los animales, a los perros que saquen a pasear, a las personas que se den paseos en chanclas, etc... ", finalizan sobre estas peligrosas acciones ilegales destinadas a lesionar a los usuarios del enclave, ubicado a un margen de la A-5, entre Moncloa, Latina y Boadilla.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

No defiendo las trampas pero a toda acción hay una reacción. En la casa de campo solo esta permitido circular con bicicleta por las vías adaptadas para elloy a 20 km/h. Sin embargo los ciclistas han invadido todas las sendas del parque y además circulando a alta velocidades. Antes iba mucho a la casa de campo a pasear por el interior. Ya no. Es demasiado peligroso por los ciclistas que no cumplen las normas ni la velocidad máxima

.