Desde 1991

.

Un radar de tramo, semáforos y velocidad limitada a 50 km/h, medidas del Ayuntamiento para convertir la A-5 en vía urbana

"A estas alturas ya no nos creemos nada". Numerosos vecinos criticaron a Ahora Madrid por llevar 20 meses sin actuar pese a la moción aprobada en la Junta de febrero y en el Pleno municipal de mayo de 2016.

El concejal de Urbanismo anunció, en una asamblea en Batán, que este verano de 2018 se aplicarán las primeras actuaciones para que el Paseo de Extremadura (A-5) sea como la Avenida de la Ilustración.


"La primera actuación será instalar en breve un radar de tramo en el Paseo de Extremadura (A-5) para que los vehículos no superen los 70 km/h. Y este verano colocaremos dos o tres semáforos y reduciremos la velocidad a 50 km/h".

Lo afirmó el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, el 20 de febrero de 2018 en un multitudinario acto público, organizado en el Centro Cultural El Greco por la Plataforma Campamento Sí y la AVV El Batán-Casa de Campo.

En el coloquio ante cien personas, el aforo máximo de la sala (una treintena se quedó fuera), también participó el concejal presidente de Latina, Carlos Sánchez Mato, el concejal del PSOE Chema Dávila; Julio Díaz, físico investigador del Instituto de Salud Carlos III del CSIC; y Sergio Fernández, de la Comisión A-5 Vía Urbana 'Campamento Sí'.

Fernández, moderador del acto, criticó al equipo de Gobierno del Ayuntamiento por la falta de iniciativa e información. "Llevamos 20 meses sin saber qué se hará en la A-5. No entendemos por qué somos uno de los distritos más olvidados". Se refería a que en el pleno municipal celebrado el 25 de mayo de 2016 se aprobaron varias actuaciones para convertir la Autovía de Extremadura en vía urbana a su paso por Batán, Lucero, Aluche y Campamento.

Dávila criticó a Ahora Madrid por no aplicar sobre la A-5 ninguna de las medidas aprobadas en el pleno de mayo de 2016. "Discrepamos con el Gobierno municipal cuando no se hacen las cosas", declaró el concejal socialista. En 2016 debería de haberse realizado un proyecto y en 2017 destinar dinero para las primeras obras en la A-5. "Y no se ha hecho nada", lamentó.

"Hay que actuar en esta legislatura porque en la próxima no sabemos quién va a gobernar. Ni PP ni Ciudadanos están por la labor", afirmó en referencia a que ya se deberían de haber instalado semáforos y reducir la velocidad a los 50 km/h. "Se hizo en la Avenida de la Ilustración y no pasó nada".

"No es un capricho, es un problema de salud pública",
concluyó. "Las medidas urgentes no requieren de una gran inversión".

Díaz recordó que hace 25 años, cuando presentaron los primeros estudios sobre la contaminación, que disparaba los ingresos hospitalarios, "el alcalde Álvarez del Manzano nos dijo que los guardáramos en un cajón y que no creáramos alarmismo social". El investigador del CSIC afirmó que la contaminación acústica provoca estrés e incrementa los problemas circulatorios de los ciudadanos en un 6% y respiratorios en un 7%. Los vecinos de la A-5 llevan 50 años soportando ambas.

"El problema de la contaminación acústico es el mismo que el de la contaminación química", señaló. Y es que por la A-5, que parte el distrito de Latina en dos, circulan a diario entre 125.000 y 220.000 vehículos.

Sánchez Mato aseguró que transformar la A-5 (Paseo de Extremadura) en vía urbana "requiere de tiempo". "Hay que hacerlo bien, y por fases, para no dar argumentos a quienes se oponen a ello. Hay que aplicar medidas que no sean reversibles", dijo. "La voluntad es clara: que se convierta en vía urbana y deje de ser una brecha en el distrito".

Por su parte, Calvo destacó que hay que esperar informes técnicos para poder actuar sobre la autovía y después iniciar un proceso de adjudicación público de obra. Cuando fue a informar de lo que había hecho el Ayuntamiento al respecto varios de los presentes le respondieron que nada.

El edil solicitó poder explicarse para atender las quejas vecinales al final del acto. Calvo anunció que en breve se instalará en la A-5 a la altura de Batán un radar de tramo para que los coches no superen los 70 km/h una vez que han sorteado en radar fijo ubicado en la salida del túnel de la M-30.

En verano, cuando se reduce el tráfico, su intención es instalar dos o tres semáforos (así los peatones podrán cruzar de un lado al otro del distrito) y reducir la velocidad a 50 km/h. Es un proyecto piloto para ver cómo responde el tráfico. Entonces faltaría la construcción de un carril de busvao y los aparcamientos disuasorios de Colonia Jardín y Cuatro Vientos.

Este ciudadano se interesó por quién pagará las obras. Si el Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento o la Comunidad.

"Con un gobierno de PP y Ciudadanos olvidaos de una A-5 como vía urbana", manifestó el edil de Urbanismo.

Antes de la entrada al salón de actos del CC El Greco, integrantes de la Plataforma Campamento Sí y de la AVV El Batán-Casa de Campo exhibieron la pancarta a favor del proyecto.


2 comentarios:

Sergio Gonzalo Fernandez Paniagua dijo...

Se os olvida indicar que el acto siguió en la calle atendiendo los politicos todas las dudas vecinales. Gracias

Manuela Ortega Casado dijo...

! Cierto !

.